I Want that you love me

Si el otoño regalará sus hojas al viento yo te amaría por siempre, pero solo la tierra es dueña de ellas.

0 notas

Tal vez deba cerrar los ojos ya.

0 notas
Energía

No es la física ni la composición directa de tu cuerpo, a veces ni de tus ideas ni de tu ser mimo, es algo más allá de nosotros, es la mera transformación y transición de nuestras almas creo yo. No podemos entenderla ni en un ciento de vidas porque fluye entre cada respiración, entre cada último aliento hacia la muerte; es callado y arrogante pero firme en su postura hacia cada una de nuestras existencias terrenales, va aprendiendo y envejeciendo, adquiriendo saberes y experiencias y va definiendo en cada uno de nosotros el rol de nuestros principios en nuestra vida.
A menudo chocamos con otras tantas, nos aferramos y nos desviamos, pasamos de largo sin una mirada siquiera, pero solo una y en tal ves más ocasiones nos descubrimos con cierta energía, con cierta alma imposible de no reconocer, la hemos sentido antes o después, en otro tiempo, en otro plano, en otra historia. Nos sentimos atraídos, irreconocibles de nosotros mismos, enganchados hasta los dientes.
Existe una y otra relaciones que los une para recordar, una cierta conexión karmica que nos impide separarnos de esa otra, no logramos percibirnos ni reconocernos sin esa otra, esa otra nos teje, cada centímetro y nos une tanto a ella que morimos en ella, nos hacemos en otro cuerpo y nos reencontramos con ella. Porque así como ella nos teje integralmente nosotros sembramos y cosechamos en ella un sentimiento irreparable, la de la energía compartiéndose y fluyendo entre los cuerpos.
Tu eres mi energía cada vez más, mi otro ser incansable.

0 notas